BIENVENIDA

Blog personal de Antonio Ramírez Montesdeoca. Dedicado y destinado a todos los compañeros y amigos que quieran utilizarlo para comunicarse, informarse e informar

jueves, 28 de agosto de 2008

PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD


Desde tiempo inmemorial se colocó la señal de ceda el paso que se ve en primer término. Señal mal colocada desde todos los puntos de vista: Seguridad, fluidez, comodidad.
Después de varios lustros, se dan cuenta y colocan una señal horizontal de stop en el lado derecho de la imagen, Pero, con esta gente siempre hay algún pero. No retiran la señal vertical de ceda el paso, por lo que continúa teniendo preferencia el vehículo que sale por la derecha, una vez haya hecho la obligada detención.
¿Conocen los técnicos Municipales el orden de prevalencia entre señales?. Por si acaso se lo recuerdo:
PRIORIDAD ENTRE SEÑALES
El orden de prioridad entre los distintos tipos de señales de circulación es el siguiente:
1.- Señales y órdenes de los Agentes de circulación.
2.- Señalización circunstancial que modifique el régimen normal de utilización de la vía y señales de balizamiento fijo.
3.- Semáforos.
4.- Señales verticales de circulación.
5.- Marcas viales.
En el caso de que las prescripciones indicadas por diferentes señales parezcan estar en
contradicción entre sí, prevalecerá la prioritaria según el orden citado anteriormente, o la más restrictiva, si se trata de señales del mismo tipo.
¿Se enteran?




Mas Disparates




Una señal colocada al reves, no significa nada, no existe y además es de verguenza en la 8ª ciudad del pais



Otro (disparate) Municipal




Los árboles no dejan ver el bosque. En este caso las señales no dejan ver el cruce.
No les digo donde es. Busquen.


Disparates Cabildicios


Detención:
Se considera detención, de acuerdo con el epígrafe 66 del Anexo de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, la inmovilización de un vehículo por emergencia, por necesidades de la circulación o para cumplir algún precepto reglamentario.

Es decir: La detención es obligatoria.
Pues para nuestro Cabildo, responsable de las vías interurbanas, parece que no, según la siguiente "recomendación" en los paneles electrónicos.
Es decir: Si te pasa alguna de estas cosas dentro de un túnel. Obedece a tu Cabildo y continua.
Si notas que te va a dar un infarto, resiste, hasta salir del túnel.
Si se te cae el motor del coche, continua a patineta.
Si tienes un accidente, sigue, lo dice tu Cabildo.
Si se te para el motor, empuja el fotingo hasta la salida.
Si alguien necesita ayuda urgente, ignóralo.
Si te ordena "detenerte" un agente de tráfico, ni caso. Lo dice el Cabildo
¿ Que debe decir el panelito?:
"En el túnel no se pare"
Dios nos libre de estos técnicos.



CATT-Global

Ojo al parche, Aspirantes.

LLEGAR TARDE Y NO CUIDAR LA IMAGEN, ERRORES MÁS GRAVES EN UNA ENTREVISTA DE TRABAJO, SEGÚN UN ESTUDIO.

COMITE DE EMPRESA DE GLOBAL

"EL COMITÉ DE EMPRESA DE GLOBAL DEFIENDE EL CARÁCTER PÚBLICO DE GUAGUAS MUNICIPALES".

Sepelio Victimas accidente aereo Barajas

Accidente de Barajas : imágenes del entierro de las víctimas en la Vega de San Mateo,Gran Canaria

SEGURO OBLIGATORIO DE VEHÍCULOS

Ante las dudas expresadas por varios compañeros en dias pasados sobre la responsabilidad en caso de un vehículo no asegurado, exponemos lo dispuesto en la ley del seguro y en la ley de tráfico.

Ley del seguro:

1.3.- Obligación de asegurarse
Todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir un contrato de seguro por cada vehículo de que sea titular, que cubra, hasta la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil a que se refiere el artículo 1. No obstante, el propietario quedará relevado de tal obligación cuando el seguro sea concertado por cualquier persona que tenga interés en el aseguramiento, quien deberá expresar el concepto en que contrata.

Ley de Tráfico:

CAPITULO III
De la responsabilidad
Artículo 72. Personas responsables.
1. La responsabilidad por las infracciones a lo dispuesto en esta Ley recaerá directamente en el autor del hecho en que consista la infracción, excepto en el supuesto de los pasajeros de los vehículos que estén obligados a utilizar el casco de protección en los casos y en las condiciones que reglamentariamente se determinan, en que la responsabilidad por la infracción recaerá en el conductor.
Cuando la autoría de los hechos cometidos corresponda a un menor de 18 años, responderán solidariamente con él sus padres, tutores, acogedores y guardadores legales o de hecho, por este orden, en razón al incumplimiento de la obligación impuesta a éstos que conlleva un deber de prevenir la infracción administrativa que se impute a los menores.
La responsabilidad solidaria quedará referida estrictamente a la pecuniaria derivada de la multa impuesta, que podrá ser moderada por la autoridad sancionadora. Cuando se trate de infracciones leves, previo el consentimiento de las personas referidas en el segundo párrafo de este apartado, podrá sustituirse la sanción económica de multa por medidas sociales relacionadas con la seguridad vial.
2. El titular que figure en el Registro de vehículos será, en todo caso, responsable por las infracciones relativas a la documentación del vehículo, las relativas al estado de conservación,
cuando las deficiencias afecten a las condiciones de seguridad del vehículo, y por las derivadas
del incumplimiento de las normas relativas a reconocimientos periódicos.

jueves, 21 de agosto de 2008

AGRESIONES A LOS GUAGÜEROS

Una vez mas, se produce una agresión a un compañero conductor, y van cientos. Afortunadamente, los afectados, se estan decidiendo a denunciar y así hacer aflorar a la luz publica, un hecho, que se produce continuamente, pero que por comodidad, dejadez, desconfianza en la justicia. etc. no se denuncia y quedan ocultos y desconocidos, incluso para los propios compañeros.
Es muy importante denunciar, por un lado para que se aplique la Ley a tanto individuo violento que deambula por ahí. Por otra parte para que sirva de ejemplo a otros agresores en potencia. También para que la Autoridad competente vea la verdadera dimención del problema y tome las medidas correctoras y de protección necesarias.



PESAR POR EL ACCIDENTE AREO



En nombre del Administrador del blog, de los autores y de todos los visitantes, desde aquí, expresamos nuestro mas sentido pésame a todos los familiares de los fallecidos, de manera especial a todos los canarios afectados por tan doloroso hecho.



CUIDADO CON LOS VOLANTAZOS SR. TRISTAN




CUIDADO CON LOS VOLANTAZOS SR. TRISTÁN

Como conductor profesional con más de treinta años de carné de conducir me veo en la obligación de advertirle Sr. Tristán, siempre con la mejor de las intenciones, sobre los volantazos y sus imprevisibles consecuencias. Sí bien en ocasiones un volantazo a tiempo puede alejarnos del risco, en otras, sí se administra mal, puede hacernos volcar, cuando no chocar con cualquier otro obstáculo de la vía, ya sea un árbol, otro vehículo u otro risco situado al otro lado.

Cuando se da un volantazo, es normalmente para corregir una situación de emergencia, casi siempre un despiste del conductor o su impericia y quizá ese sea el caso de Guaguas. No obstante tenga usted en cuenta que, desde la municipalización del año 79, esta empresa ha tenido varios conductores que abarcan todo el espectro político y que todos y cada uno de ellos han tenido que volantear para evitar una colisión inminente contra el risco en más de una ocasión.

Y es que no son los trabajadores ni sus legítimos representantes quienes conducen este vehículo ni quienes gestionan este servicio en contra de lo que parece usted insinuar. Creo que podemos decir con toda justificación el "a mi que me registren" y también "que registren al chofer".

Insiste usted en la existencia de la mala gestión pero sin llegar a definirla por lo que sigue sonando a la manida excusa sin contenido de siempre y acusa a la ligera al PP de cargar a la compañía con los descuentos a los jubilados, estudiantes…cuando esos descuentos son anteriores a su gobierno municipal y fue, por poner un ejemplo, D. Elias Castro quién instauró el Bono-fácil y la tarifa de pago directo disuasoria para casi obligar a nuestros usuarios a usar nuestros títulos bonificados.

Supuestos y legendarios privilegios aparte, los representantes de los trabajadores que usted llama con intención claramente despectiva aunque inocua, "colectivo de compañeros y compañeras" son, creo yo, los únicos que han estado a la altura de las circunstancias y están muy lejos de padecer ese síndrome que usted dice de "acomodación fatal", pues este trabajo puede ser de todo, menos cómodo y la pretendida tutela de los presupuestos salidos de los impuestos no ofrecen aquí comodidad precisamente, sino veintinueve años de racanería, intranquilidad, debate obtuso, uso político de la empresa y pocas luces de los consecutivos responsables de un servicio esencial.

Puede usted repasar esos conceptos, no tan contemporáneos como usted cree, de productividad, bajas y horas extraordinarias, tan inconcebibles en el sector privado, donde, parece ser que la gente no enferma y sí enferma se va a la calle, y donde la gente no se cansa a pesar de trabajar jornadas que sobrepasan con mucho lo pactado y no cobrar esas horas de más y donde una entrega total a la productividad y a la empresa suele ser premiada con el despido frío e impersonal a poco que las cosas se tuerzan y donde una mujer cobra menos por el mismo trabajo que sus compañeros masculinos y será inmediatamente despedida al menor síntoma de embarazo. No me parece a mi muy moderno eso, ya ve usted.

Se deshace usted en elogios para GLOBAL y su "…constante novedad informativa, por su desarrollo e innovación, tanto tecnológica como de exploración de nuevos nichos de actividad…". Cuénteme usted como podrían haber llegado a esta excelencia sin el aporte de recursos públicos que superan con mucho a los de GM y como puede saber usted donde estaría hoy GM sí se le hubiesen asignado los recursos en la exacta medida de sus necesidades incluyendo las bonificaciones a los usuarios y que, sin embargo, se le han escamoteado descaradamente provocando esas deudas, quiebras cíclicas y zigzagueos de corte netamente político y lejanos a nuestros objetivos empresariales.

Los fantasmas de los retrasos en el pago de salarios no son tales, sino realidades contundentes y rotundas además de endémicas en estos últimos meses, pero aún así tengo que darle la razón en algo y es en su definición de la administración de GM por parte de quienes, también cíclicamente, son y han sido responsables de la misma; indolente, manirrota y miope y ciega a las nuevas necesidades de movilidad de los ciudadanos, fruto del crecimiento de nuestra ciudad y el establecimiento de nuevos núcleos de población en los cuales, dicho sea de paso, las infraestructuras de transporte brillan por su ausencia y eso mete en el saco a más gente de los que usted nombra y alguno muy cercano a usted, políticamente hablando.

Entiende que las empresas públicas son un anacronismo en las democracias occidentales, lo que equivale a decir que es mejor y absolutamente legítimo que una empresa privada consiga sus beneficios pastando en el prado de las subvenciones públicas que emanan de los impuestos de todos, mientras considera ilegitimas la defensa por parte de los trabajadores públicos de sus intereses laborales, tales como la estabilidad en el empleo, el respeto riguroso de la legalidad laboral así como condiciones y salarios dignos, algo que además se recoge en La Constitución como derechos fundamentales a pesar de usted y otros reconocidos neoliberales.

Esta actitud y opinión, a la que tiene usted derecho, por supuesto le sitúa en el campo del más radical neoliberalismo y nosotros en uso de nuestro legitimo derecho a discrepar no le aceptamos su evidente intención pedagógica.

Quizá sí escuchara con más atención y menos predisposición contra los trabajadores, terminaría por darse cuenta que no estamos precisamente anclados en el pasado y que nuestros planteamientos son bastante coherentes y muy acordes con los criterios y prioridades que, en materia de transporte colectivo, se están manejando e implementando en toda Europa.

Cuidado pues con los volantazos y mantengamos la calma y sangre fría para reconducir este vehículo a su carril sin más bandazos y zigzagueos y dejémonos de demagogias de fácil factura para machacar a los que siguen siempre poniendo la cara.


Fdo. Wolfang Alcántara Romero
Conductor y miembro del Consejo de Administración de Guaguas Municipales. DNI 42818543 H.



En Las Palmas de Gran Canaria, a 20 de agosto de 2008.

martes, 19 de agosto de 2008

EL DERECHO A OPINAR

En una Democracia todos los ciudadanos tenemos derecho a opinar; pero esto no puede quedar solo aquí, también tenemos la obligación de informarnos sobre aquellos temas sobre los que pretendemos opinar, para que nuestra opinión sea valida, coherente, veraz, lo mas exacta posible. Viene esto al caso, porqué con los problemas que ultimamente atraviesa Guaguas Municipales, todos los días se leen comentarios en los distintos medios, prensa escrita, digital, foros, blogs, etc. de personas que no dicen nada, que no tienen nada que decir, porque escriben de forma visceral, unos a favor, otros en contra, pero sin información, sin conocimiento del problema, sin la mas mínima idea del tema.
De ahí, solo pueden salir opiniones disparatadas, inútiles, que no colaboran en nada a la resolución del problema. Tiempo perdido.
Hagamos uso de nuestro derecho a opinar, pero tenemos que tener una información, al menos, mínima sobre aquello que queremos comentar.
" Animo ciudadanos ". A reclamar, a denunciar, a opinar, a comentar, pero con conocimiento de causa. Lo demás no sirve.

Los Guagueros se preparan para una huelga ante la falta de garantías para cobrar el salario de este mes

Los guagüeros se preparan para una huelga ante la falta de garantías para cobrar el salario de este mes

A la izquierda, la reunión de los comités de empresa de Guaguas y Global. J.C. C.

Los sindicatos reconocen que la nómina de este mes puede sufrir un retraso. El Consistorio ya aprobó un crédito in extremis en noviembre para pagarles
RAÚL GIL - LAS PALMAS DE GRAN CANARIA La cuerda sigue tensándose entre los trabajadores de Guaguas Municipales y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria al reconocer los primeros que se están dando ya los primeros pasos para movilizarse y llegar incluso a la huelga en caso de que, como apuntan las noticias sin confirmar que llegan desde el entorno del gobierno local, haya problemas para cobrar la nómina de este mes antes del 1 de septiembre, como es habitual."Tememos que pueda haber un retraso con la nómina de este mes", reconoció ayer el presidente del comité de empresa de Guaguas, Pedro Pacheco, "pero nosotros creemos que ese retraso no es más que una excusa para demostrar la mala situación de la empresa y justificar la privatización". Pacheco insistió que estos rumores no lograrán dividir a los trabajadores ni debilitar sus reivindicaciones, que pasan por evitar la entrada de capital privado en la sociedad municipal, como defiende el alcalde, Jerónimo Saavedra.Sin embargo, lo que más atemoriza a los guagüeros de manera inmediata es la falta de liquidez de la empresa para hacer frente al pago de las nóminas de agosto, que ascienden a 1,5 millones de euros. Por este motivo, en el seno del comité de empresa ya se debatía ayer la necesidad de movilizarse y estar preparados para, incluso, presentar un preaviso de huelga, si el día 2 de septiembre los guagüeros no han cobrado la nómina. Desde el comité aseguraron que nunca, en los 28 años de municipalización, se ha cobrado con retraso el salario y que ahora no hay motivos suficientes que lo justifiquen.Los 700 trabajadores de Guaguas ya pasaron por una situación similar en noviembre pasado, cuando a 48 horas de acabar el mes, el Ayuntamiento tuvo que aprobar in extremis una modificación de crédito para pagarles. Los socialistas quisieron así evitar la fórmula que acostumbraba a utilizar el PP, que era recurrir a créditos bancarios para pagar las nóminas. Sin embargo, casi un año después, el PSOE también ha tenido que recurrir a créditos y ya debe 3,1 millones a los bancos.

viernes, 15 de agosto de 2008

TRANSPORTES PÚBLICOS REGULARES PERMANENTES DE USO GENERAL.


TRANSPORTES PÚBLICOS REGULARES PERMANENTES DE USO GENERAL.
Tienen el carácter de servicios públicos de titularidad de la Administración, debiendo ser admitidos a su utilización todas aquellas personas que lo deseen y cumplan las condiciones reglamentarias establecidas.
Estas condiciones son las siguientes:

- Que no se sobrepasen las plazas ofrecidas.

- Que se abone el precio establecido para el servicio

- Que se reúnan las condiciones mínimas de sanidad, salubridad e higiene necesarias, en evitación de cualquier riesgo o incomodidad para los restantes usuarios.

- Que no se porten objetos que por su volumen, composición u otras causas supongan peligro o incomodidad para los otros viajeros o el vehículo.

- Que no se alteren las normas elementales de educación y convivencia.

- Las demás que se determinen por el Ministerio de Obras Públicas y Transportes

NORMAS SOBRE UTILIZACIÓN DE LOS VEHÍCULOS

a) Por parte de los usuarios

Según el artículo 11 del Reglamento General de Circulación, en los vehículos destinados al servicio público de transporte colectivo de personas se prohibe a los viajeros:

a) Distraer al conductor durante la marcha del vehículo.
b) Entrar o salir del vehículo por lugares distintos a los destinados, respectivamente, a estos fines.
c) Entrar en el vehículo cuando se haya hecho la advertencia de que está completo.
d) Dificultar innecesariamente el paso en los lugares destinados al transito de personas.
e) Llevar consigo cualquier animal, salvo que exista en el vehículo lugar destinado para su transporte. Se exceptúa de esta prohibición, siempre bajo su responsabilidad, a los invidentes acompañados de perros especialmente adiestrados como lazarillos.
f) Llevar materias u objetos peligrosos en condiciones distintas de las establecidas en la regulación específica sobre la materia.
g) Desatender las instrucciones que, sobre el servicio, den el conductor o el encargado del vehículo.

Además, según el Real Decreto 192/1988, de 4 de Marzo, sobre limitaciones en el uso del tabaco, se prohibe fumar en todos los vehículos de transporte colectivo urbano e interurbano en los que se admitan viajeros sin ocupar asiento.

Con un optimismo algo ingenuo, dispone el Reglamento General de Circulación que los conductores o encargados deben impedir la entrada en los vehículos u obligar a descender de estos a los viajeros que desobedezcan los preceptos mencionados.
Lo mas probable es que, llegado el caso, los conductores y encargados tengan que recabar el auxilio de las Fuerzas de Seguridad.

b) Por parte del personal

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 11 del Reglamento General de Circulación, el conductor deberá efectuar las paradas y arrancadas sin sacudidas ni movimientos bruscos, lo mas cerca posible del borde derecho de la calzada y se abstendrá de realizar acto alguno que le pueda distraer durante la marcha; el conductor y, en su caso, el encargado, tanto durante la marcha como en las subidas y bajadas, velarán por la seguridad de los viajeros.

c) Por parte de la empresa

En los puntos de origen y termino de las líneas, y en los intermedios que por su importancia lo requieran, deberá haber una estación de viajeros o, en su caso, unas instalaciones propias de las empresas debidamente autorizadas, destinadas a despacho de billetes y facturación de equipajes, con exclusión de todo otro servicio, donde los viajeros puedan esperar la salida de los vehículos, y en las que estarán expuestos los horarios y precios de los viajes y un gráfico de los itinerarios.

LOS TRANSPORTES URBANOS

Se consideran servicios de transportes urbanos aquellos que discurren íntegramente por el suelo urbano o urbanizable, definido de conformidad con la legislación urbanística o estén exclusivamente dedicados a comunicar entre sí núcleos diferentes situados dentro del mismo término municipal.
Los municipios son competentes con carácter general para la gestión y ordenación de los servicios urbanos de transporte que se lleven a cabo dentro de sus respectivos términos municipales.

GUAGUAS MUNICIPALES S.A.

Su Función es el transporte urbano público regular permanente de uso general en la ciudad de Las Palmas de gran Canaria y su término municipal.

Es obligación de un servicio de transporte público, urbano, colectivo de viajeros, trasladar a los mismos, dentro del ámbito de su competencia, con la mayor Seguridad, Rapidez, comodidad y economía posible.

La coordinación de estos cuatro factores, encierra una gran complejidad, debido al necesario equilibrio que hay a guardar entre ellos, ya que cualquier cambio en uno de ellos afecta a los demás. Por otra parte el elevado número de usuarios que utilizan de forma simultánea las vías públicas, hace que se produzcan importantes choques de intereses, intereses que tienen que ser regulados por las Leyes, reglamentos y ordenanzas, que regulan la Circulación, de forma , que atendiendo especialmente a la seguridad y la fluidez, se distribuyan lo mas equitativamente posible los espacios disponibles, tanto para la circulación de todo tipo de usuarios como para las paradas y estacionamientos.

A continuación analizamos cada uno de los factores antes mencionados.

La Seguridad:
Para lograrla, es cierto que la Administración debe actuar intentando conseguir mejores vías y mejores vehículos y evitar que, dentro de lo posible, se produzcan accidentes. Para ello establece las normas que considera más oportunas e interviene en todos aquellos aspectos que estima conveniente para que la circulación se realice con la máxima seguridad posible. Pero estas medidas no serán suficientes si no se inculca en los conductores:

-Un profundo conocimiento de las normas y señales reguladoras de la circulación, especialmente de aquellas que más incidencia tienen en la seguridad (Velocidad adecuada, adelantamientos, preferencias, etc.), y de las reglas que permiten el más adecuado manejo y utilización del vehículo.
-Una concienciación del adecuado mantenimiento de su vehículo y de respeto y observancia a las reglas que regulan las inspecciones técnicas periódicas.
-Una adecuación de su conducción a las características de las vías por las que circula, para lograr que sea capaz de mantener una conducta segura aun en circunstancias desfavorables, ya procedan de su deficiente trazado o conservación o de las condiciones meteorológicas o ambientales adversas.

La Fluidez:
El conseguir que el tráfico sea fluido, es decir, que los vehículos se desplacen a una velocidad suficiente, requiere la utilización de vehículos y vías que permitan desarrollar esa velocidad con seguridad, por lo que es necesario el establecimiento de normas encaminadas a la consecución de este fin para conciliar la fluidez con la máxima seguridad posible. Este principio exige rapidez, velocidad, pero caería en el caos más absoluto sin la presencia de la seguridad.

Para conseguir este objetivo, los conductores deben tener bien inculcado:

-Un profundo conocimiento de las normas y señales encaminadas a regular el mejor aprovechamiento de la vía (posición en la calzada, utilización de carriles, disciplina de carril, velocidad adaptada a las circunstancias del tráfico, etc.)

-Una concienciación del tipo de vehículo que conducen y de la necesidad de colaborar con los demás usuarios, permitiendo y facilitando el paso de otros vehículos más rápidos.

-Un espíritu de colaboración que permita el disfrute de la vía por todos los usuarios. Las vías están hechas para todos y todos tienen el derecho a utilizarlas, por lo que, en lo posible, se deben facilitar las incorporaciones en el convencimiento de que el derecho de preferencia no es absoluto.

-Un espíritu de cortesía, que implica un comportamiento respetuoso, comedido y considerado para los demás y exige no responder a las provocaciones ajenas con otros comportamientos igualmente desconsiderados.

Es necesario hacer de la vía, como antes se ha indicado, un lugar de convivencia y colaboración entre todos los usuarios de la misma; colaboración y convivencia que implican, entre otras actitudes, por una parte, no molestar, y, por otra, comprender.

El conductor, el usuario de las vías en definitiva, ha de mentalizarse de que no debe molestar, de que tiene que respetar para ser respetado.

En la conducción también es necesaria una gran capacidad para comprender
a los demás. Ello exige comprender y disculpar los errores ajenos, sin irritarse o dejarse llevar del mal genio. Los errores ajenos no pueden servir para justificar los propios, que han de ser evitados concentrándose en la conducción, ni para adoptar un comportamiento agresivo que puede ser de funestas consecuencias.

La comodidad:
Un tráfico seguro y fluido es, en principio, un tráfico cómodo. Puede aumentarse, por tanto, la comodidad mejorando los vehículos a utilizar, las vías por las que aquellos se desplazan, y aumentando la preparación y formación de los conductores.
Con independencia de la influencia que en este concepto tengan las propias vías o vehículos, los conductores deben tener muy en cuenta:
· Un adecuado manejo de los mandos del vehículo que permita una conducción suave y uniforme.
· La adecuada posición con respecto a los mandos, reglaje de los asientos, forma de sentarse, colocación de los mandos y los pies, etc.

La economía.
La necesidad imperiosa de ahorrar combustible, por ser un bien escaso, agotable y caro, impone el establecimiento de normas y medidas encaminadas a la consecución de este fin. También la formación de los conductores puede incidir en este aspecto, adquiriendo los conocimientos necesarios y la técnica de conducción correcta para evitar, por ejemplo, una mayor resistencia al aire, acelerones innecesarios, etc.

ESTAS SON A GRANDES RASGOS LAS CONDICIONES QUE DEBE CUMPLIR LA CIRCULACIÓN Y POR TANTO LOS SERVICIOS PÚBLICOS DE TRANSPORTE DE PERSONAS, PERO COMO SUELE SUCEDER, DEL DICHO AL HECHO VA UN BUÉN TRECHO, EN ESTE CASO, DE LO ESCRITO A LO HECHO VA UN GRAN ABISMO.

A continuación trataré de exponer la realidad del Transporte colectivo urbano en Las Palmas de Gran Canaria, tomando como referencia lo anteriormente expuesto y que es lo establecido por las distintas Leyes que regulan la actividad.

Todos los Organismos, colectivos, individuos, etc. Que intervienen en la circulación tienen una parte de responsabilidad en que esta se desarrolle de la mejor forma posible. En nuestro caso, los responsables de que nuestra actividad se realice con las debidas garantías y con un grado de eficacia aceptable, son los siguientes:

· LA ADMINISTRACIÓN
· LA EMPRESA
· LOS CONDUCTORES
· LOS VIAJEROS
· LOS DEMÁS USUARIOS DE LAS VÍAS

LA ADMINISTRACIÓN:

Tiene una doble responsabilidad con respecto al tráfico, por una parte la obligación de dotar a los ciudadanos, a través del Parlamento, de las Leyes, reglamentos, etc. precisos para que la circulación se pueda realizar en las condiciones mas óptimas posibles. Por otra parte, tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir dichas Leyes. En la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria y en su término Municipal, tal responsabilidad recae sobre las Autoridades Municipales.
Desde hace bastantes años, las distintas Corporaciones, han venido haciendo dejación de esta obligación, propiciando, que el tráfico se convierta, cada día mas, en un verdadero caos.
A la desidia de los responsables políticos le ha seguido por inercia el pasotismo de las fuerzas de seguridad encargadas del control de la circulación.
Las infracciones contra las normas que regulan la velocidad, adelantamientos, preferencias de paso, posición en la calzada, utilización de los carriles, disciplina de carril, incorporaciones a la circulación o a las vías, paradas, estacionamientos, etc. son violadas sistemáticamente, sin que produzcan ninguna reacción en los agentes, que muchas veces las presencian, lo que a su vez, produce en los infractores un sentimiento de impunidad, y lo que es mas grave, provoca la falsa creencia de que lo que hacen es correcto, ya que no se les sanciona, ni siquiera se les corrige. La entrada, circulación y salida de las glorietas, es sencillamente demencial, siendo verdaderamente milagroso, que a diario no se produzcan cientos de accidentes.
Las infracciones cometidas por estos motivos, se pueden contar por cientos de miles diarias, mientras que las denuncias son prácticamente inexistentes, siendo las pocas que se realizan, generalmente relativas a malos estacionamientos y no siempre aplicadas a aquellos estacionamientos que mas obstaculizan o ponen en peligro la circulación.

Si la actitud ante la circulación en general es de total abandono, ante el servicio de transporte público colectivo de viajeros y hacia LAS DECENAS DE MILES DE CIUDADANOS que a diario lo utilizan es del mas absoluto de los desprecios.

· Terminales y paradas inadecuadas, sin la señalización debida, sin protección, sin espacios suficientes, viéndose los conductores “ obligados “ continuamente a realizar maniobras peligrosas, tales como marcha atrás sin las garantías necesarias, subir a las aceras, pegar las guaguas unas a otras peligrosamente, pasar rozando las marquesinas. Todo ello para hacer posible la realización del servicio. A pesar de esto, la Dirección de la Empresa, no duda en expedientarnos y sancionarnos si de ello se deriva un accidente.
· Carriles Bus escasos, estrechos, mal señalizados, sin vigilancia, peligrosos, utilizados impunemente por todo aquel que se le antoja para toda clase de actividades, tales como parar, estacionar, carga y descarga, circular incluso en sentido contrario, Etc.
· Rutas inapropiadas, sin vigilancia, estrechas, constantemente obstruidas con bloqueos continuos del servicio, lugares donde nos vemos obligados a hacer maniobras en condiciones antirreglamentarias, como dar marcha atrás sin las debidas garantías, invadir el carril de sentido contrario en curvas sin visibilidad, circular por las aceras, rebasar líneas continuas, cortar trayectoria de otros vehículos para poder entrar en ciertas paradas. Etc.
· Vehículos parados o estacionados constantemente en las paradas de la guagua, incluso en aquellas de mayor importancia, San Telmo, estación depuradora del Teatro, casa del C., mercado del Puerto en sentido norte-sur, Corte Inglés, etc.
· Taxis estacionados en doble fila en espera de tener espacio libre en su parada, típico en Mesa y López, tanto junto al Ambulatorio, como junto al Corte Inglés( Antigua Galerías). Especialmente en las horas punta, creando un grave problema de seguridad y fluidez, especialmente a las guaguas, que debido a su gran tamaño tienen grandes dificultades para rebasar dicho obstáculo
· Taxis que utilizan las paradas de guaguas para parar y estacionar, justo al lado de sus paradas, que reservan escrupulosamente para el fin destinado, su negocio.
· Incumplimiento sistemático, continuo, permanente, contumaz, por parte del resto de los conductores de los artículos 73 del Reglamento General de Circulación de 15 de Junio de 1992 y del 27 de la Ordenanza Municipal de Circulación de Las Palmas de Gran Canaria de 25 de Marzo de 1994, que establecen la obligación de ceder el paso en vías urbanas a los vehículos de transporte colectivo de viajeros a la salida de estos de las paradas debidamente señalizadas. La dejación por parte de la Autoridad competente y de sus agentes en este caso, es tal, que a pesar de repetirse esta infracción miles de veces cada día, me atrevería a asegurar, que a pesar de la vigencia desde hace 16 y 14 años respectivamente de ambas Leyes, no existe en los archivos Municipales correspondientes, una sola denuncia por este motivo.
· Inexistencia de un número adecuado de agentes de la Policía Municipal dedicados exclusivamente a la atención de tan importante servicio público, que como ya he dicho , es utilizado por mas de100.000 usuarios cada día, 35.000.0000 de viajeros al año, y que para nuestros Administradores Municipales no merecen la dedicación de una simple pareja de Policías.
· Se Crean falsas expectativas intentando hacer creer a usuarios y trabajadores, que la realización de ciertas obras o la adopción de ciertos adelantos técnicos van a solucionar los problemas del tráfico. La circunvalación, el control por satélite, así como los tramos de la autovía en su momento, son ayudas de gran valor, pero en ningún caso la solución al problema.

LA EMPRESA:

La Dirección de Guaguas Municipales peca de los siguientes defectos:

· Una Dirección totalmente atada de pies y manos, que se ve obligada a realizar su importante misión, sin poseer los medios necesarios de control sobre el espacio donde se realiza su actividad y sin que sus requerimientos de solución, sean atendidos por las Autoridades correspondientes.
· Un Dirección, en ocasiones desconocedora de las Leyes, Reglamentos, Ordenanzas, Etc. que regulan la circulación, lo cual hace difícil, por no decir imposible, el llevar adecuadamente una empresa de transporte de viajeros, al estar esta actividad totalmente regulada por dichas leyes.
· Falta de mandos intermedios( Inspectores ), que auxilien a los conductores en circunstancias de necesidad y que realicen las funciones de control propias de su cargo.
· Se ignora la gran responsabilidad que tienen los conductores, como responsables que son ante las leyes, de la seguridad de los viajeros, de los demás usuarios de la vía, del vehículo que conducen y de los daños ajenos que su actuación pudiera provocar. La Empresa, lejos de poner todos los medios a su alcance para aminorar este problema, no exige con la debida energía a la Autoridad Municipal que se corrijan las situaciones de peligro que son de su competencia. Hace la vista gorda ante actuaciones Municipales incorrectas o peligrosas. Presiona a los conductores imponiendo horarios, que saben imposibles de cumplir, lo que enfrenta a los usuarios con los conductores. De forma un tanto sibilina, se presiona a los conductores para que circulen a velocidades superiores a las adecuadas, poniendo horarios muy ajustados, haciendo comparaciones entre unos y otros conductores, etc. Olvidando que es cada conductor, el que atendiendo a las distintas circunstancias del tráfico, de la señalización, climatológicas, del vehículo, del momento y lugar y de sus propias condiciones personales, puede decidir cual es la velocidad adecuada en cada momento.
· Falta de cursos de reciclaje adaptados a las características especiales de la actividad que desarrollamos, mientras se pierde el tiempo y el dinero en cursos de atención al cliente, aptos para cualquier actividad comercial, pero no para un transporte colectivo de viajeros, actividad, en la que la necesidad de garantizar la seguridad limita drásticamente los derechos de los viajeros, al tiempo que otorga al conductor una autoridad inexistente en cualquier otro servicio público.
· Algunos mandos intermedios, dan ordenes ilegales a los conductores, porque creen erróneamente, que pueden alterar las normas y señales de la circulación, potestad privativa de los Agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones de regulación de la circulación y bajo la responsabilidad de estos.
· Con relativa frecuencia no se trasmite a la Policía Local los requerimientos de los conductores, sobre vehículos mal estacionados que dificultan gravemente el paso de las guaguas, Art.91 al 94 del R.G.de C., o aun trasmitiéndose, estos no actúan en la esperanza de que el conductor resolverá el problema bajo su propia responsabilidad y asumiendo el riesgo correspondiente. Esto hace que estas situaciones se eternicen, dándose el caso de conductores reincidentes, que se apoderan de una esquina determinada o de un trozo de vía de forma indefinida con la mayor impunidad. Desde hace bastantes años, se ha puesto de moda, utilizar la vía pública como lugar de exposición permanente para la venta de vehículos de ocasión, pudiéndose detectar este hecho a lo largo y ancho de la Ciudad. Estos vehículos además de ocupar espacios de aparcamientos en zonas de alta demanda, tales como: Mesa y López, alrededores del Hospital Dr. Negrín, Avenida de Felo Monzón y otras muchas. Con mucha frecuencia lo hacen de forma antirreglamentaria, impidiendo la visibilidad de los pasos de peatones, dificultando seriamente el giro de los demás vehículos, especialmente de las guaguas y todo ello con la mayor impunidad.
· En ocasiones parece, que lo importante, no es la eficacia del servicio, puntualidad, frecuencia de paso, regularidad, sino que los conductores den un número determinado de viajes, número que cambia según de que jefe de tráfico se trate, según el criterio que el que mas viajes saca, es el mejor. No importa, que a causa de ello, en momentos determinados, vayan 5 guaguas de una determinada línea pegadas una tras otra, y que en otros momentos pasen 25, 30 y hasta 60 minutos, o mas, sin pasar ninguna.
· No existe la mas mínima coordinación entre los distintos Jefes de Tráfico, de forma que cada uno atiende, como mejor puede su terminal, sin tener en cuenta lo que sucede en la contraria

LOS CONDUCTORES:

· Es absolutamente necesaria la realización de cursos de reciclaje específicos, sobre temas tales como Ley de transportes, Ley de Tráfico, derechos y obligaciones de los viajeros, actuación en caso de accidentes y todos aquellos que se consideren oportunos, de forma que se compense la perdida de conocimientos derivada del olvido de los conocimientos adquiridos en el momento de obtener el permiso de conducir y el desconocimiento de los cambios acaecidos, sobre todo en los últimos años, en los que en realidad se ha confeccionado un nuevo “Código”.

· Desconocimiento, en ocasiones, del tipo de vehículo que conducimos, o de algunas de sus características, debido a la alta variedad de marcas y modelos y a los continuos cambios de vehículo.
· Los representantes de los trabajadores participan de las mismas carencias, por lo que difícilmente pueden defender a unos trabajadores, si desconocen las normas que regulan su actividad, los derechos y obligaciones de los mismos, las responsabilidades que sobre ellos recaen, las condiciones en las que se realiza su trabajo, etc.

LOS VIAJEROS:

· Falta de educación vial.
· Desconocimiento de sus derechos y obligaciones.
· Malas costumbres, adquiridas de épocas anteriores, que les hacen creer, que tienen derechos inexistentes e incluso sobre aspectos prohibidos por las leyes.

EL RESTO DE LOS USUARIOS DE LAS VÍAS:

· Desconocimiento de las normas y señales del tráfico.
· Falta de colaboración con los demás usuarios, especialmente con la guaguas.
· Los conductores no facilitan la salida desde las paradas señalizadas, por el contrario, hacen todo lo posible por impedirlo, aumentan la velocidad, hacen sonar la bocina, insultan al conductor de la guagua, le amenazan y en ocasiones le agreden.
· Los peatones invaden la calzada en cualquier lugar y de forma antirreglamentaria, poniéndose en peligro y poniendo en peligro a los viajeros de la guagua a la que obligan a frenar, así como a los ocupantes de los vehículos que le siguen.

Por lo anteriormente expuesto, los conductores de Guaguas Municipales S.A., nos encontramos en una situación de máximo estrés, deprimidos, desanimados, afectados en nuestra estabilidad laboral y económica, temerosos de que en cualquier momento el mas mínimo error, que el cualquier otra actividad es solo un error humano, pero que en el nuestro puede suponer una imprudencia o una negligencia temeraria, nos haga perder el trabajo, parte de nuestros ingresos o ambos a la vez, el permiso de conducir, los puntos e incluso, con los últimos cambios del Código Penal, hasta la libertad.

Como se puede observar el panorama es desolador, pero afortunadamente tiene solución y la misma consiste en que por parte de los responsables, se cumpla y se haga cumplir las Leyes. Leyes, que afortunadamente, en nuestro País, son modernas, democráticas, tolerantes hasta el máximo nivel posible, por lo tanto, lo que queda se tiene que cumplir escrupulosamente, para que la convivencia sea posible.

Durante el último año y en los próximos meses se han producido o se producirán una serie de hechos, que consideramos de vital importancia para el futuro del transporte colectivo de viajeros en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Estos hechos son los siguientes:

1. La constitución de una nueva Corporación Municipal, la que en el breve periodo transcurrido desde su toma de posesión, ha demostrado unas ganas de solucionar problemas desconocidos hasta ahora.
2. La renovación del comité de Empresa de Guaguas , con la incorporación al mismo de personas de talante negociador y con ganas de trabajar por los legítimos intereses de los trabajadores.
3. La negociación del convenio colectivo.

Por ello, creemos, que ha llegado el momento de acometer una reestructuración integral del transporte urbano de la ciudad de las Palmas de G.C., con el fín de conseguir el transporte que sus ciudadanos merecen, y ello con la colaboración de todos los implicados.

Las Palmas de Gran Canaria Febrero de 2008

Fdo
Antonio Ramírez Montesdeoca






martes, 5 de agosto de 2008

DERECHOS ANTE LAS ASEGURADORAS DE VEHICULOS

ATARE
ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS DE TALLERES REPARADORES DE VEHÍCULOS, AFINES Y NUEVAS TEGNOLOGIAS DE LA PROVINCIA DE LAS PALMAS. INTEGRADA EN FECATA, FEMEPAY CETRAA.

INFORMACION AL CLIENTE

Con mas frecuencia de la deseable, surgen problemas para el taller a la hora de facilitar al máximo a su cliente, el titular del vehículo, la gestión de liquidación de la factura de la reparación tras un accidente cuando interviene una entidad aseguradora.

El Taller no tiene relación contractual con su aseguradora y no puede sustituir a su cliente, el asegurado, en tal relación; por ello para evitar interpretaciones erróneas, recordamos al titular del vehículo asegurado a daños propios, algunos de los derechos que posee:

Ud. tiene derecho a la libre elección del taller donde va a reparar el vehículo. Es ilegal cualquier restricción y/o limitación de este derecho (art. 18 de la ley 50/80 de contrato de seguro-LCS).


Ud tiene derecho a una copia de la póliza con todas las cláusulas limitativas de derechos en letra destacada, incluido su derecho a poner fin al contrato “en la misma forma que hizo su contratación·” (art. 5 de la LCS y 6 de la ley 44/2006.

Ud tiene derecho a que la aseguradora realice una valoración de los daños que ha sufrido el objeto asegurado (vehículo) (art. 38 de la LCS y 3-2-8- del real decreto 1945/83).

Ud tiene derecho a que la aseguradora le facilite toda la información de la valoración del siniestro y a discutirla fundadamente. (art.38 de la LCS y 3-2-8 del real decreto 1945/83).

Ud tiene derecho a ser indemnizado a los 40 dias de haber declarado el siniestro, al menos por el importe de los daños que conozca su aseguradora (art. 18 de la LCS).

Si Ud es el perjudicado, la indemnización de los daños sufridos por el vehículo no se reduce al valos venal que pueda haber contratado o que tenga el contrario en su póliza de seguro, sino que tiene derecho a la reparación de su vehículo y. en su caso, a su sustitución. (sent. T. Supremo nº 997/02 de 23-10-02.

Ud tiene derecho a conocer cualquier acuerdo al que haya llegado su aseguradora con terceros, que pueda afectar a sus derechos derivados de la póliza de seguro, sobre todo en relación con la indemnización en caso de siniestro. (art.10-1-a y clausula abusiva 20 de la disposición adicional 1ª de la ley de defensa de los consumidores y usuarios).

Ud tiene derecho a conocer el domicilio de su aseguradora y su dirección postal para ejercer sus derechos, en especial el de información y de reclamación (art. 60 del real decreto ley 6/2004

Si Ud tiene la cobertura de defensa jurídica, tiene derecho en caso de colisión con otro vehículo asegurado por su misma aseguradora a elegir un abogado y procurador para ejercer sus derechos tanto de defensa como de reclamación, siendo estos gastos por cuenta de dicha aseguradora.

Ud tiene derecho a informarse y a presentar su reclamación en la Dirección General de Seguros ( Paseo de la Castellana, 44. 28046-Madrid. Tlf.: 913397000. Fax.: 913397113. Web: http://www.dgsfp.mineco.es/reclamaciones/index.asp) y en la dirección general de consumo de su Comunidad Autónoma.