BIENVENIDA

Blog personal de Antonio Ramírez Montesdeoca. Dedicado y destinado a todos los compañeros y amigos que quieran utilizarlo para comunicarse, informarse e informar

miércoles, 19 de noviembre de 2008

MARCHA HACIA ATRÁS


3. MARCHA HACIA ATRÁS

No se cree necesario definir el concepto de marcha atrás por lo evidente que resulta. Hay que significar, sin embargo, que en sentido estricto no puede ser considerada como una maniobra básica de circulación, porque su realización no es un movimiento independiente, sino que es complemento y forma parte integrante de algunas maniobras básicas de circulación, tales como la incorporación al tráfico, la parada, el estacionamiento o el cambio de sentido de la marcha. No obstante, el Reglamento General de Circulación, al regular en su artículo 81 la ejecución de la marcha hacia atrás, la considera como maniobra.
Para no repetir estas normas en el desarrollo de cada una de las maniobras citadas, se exponen a
continuación de forma independiente, señalándose, sin embargo, que deberán ser tenidas en cuenta cuando se lleven a cabo las mismas ya que, como norma general está prohibido circular marcha atrás, a no ser que sea imposible hacerlo hacia adelante ni cambiar de dirección o sentido de marcha o que forme parte integrante de otra maniobra que lo exija.
Aunque, como ya se ha indicado, en sentido estricto la marcha hacia atrás no constituye una maniobra básica de circulación, ello no impide la aplicación de la correspondiente regla de seguridad, a saber: comprobar que se puede realizar, advertir a los demás usuarios la intención de efectuarla, y, por último, ejecutarla.
A continuación se exponen las normas en las que se fundamenta esta regla de seguridad.
3.1. Comprobación del tráfico
La maniobra de marcha atrás deberá efectuarse después de haberse cerciorado, incluso apeándose o siguiendo las indicaciones de otra persona si fuera necesario, de que, por las circunstancias de visibilidad, espacio y tiempo necesarios para efectuarla, no va a constituir peligro para los demás usuarios de la vía.
3.2. Señalización de la maniobra
El conductor de un vehículo que pretenda dar marcha hacia atrás deberá advertir su propósito con las señales preceptivas siguientes:
 Las advertencias se harán utilizando la señalización luminosa del vehículo, o, en su defecto, con el brazo.
 La validez de las realizadas con el brazo quedará subordinada a que sean perceptibles por los demás usuarios de la vía y anulará cualquier otra indicación óptica que la contradiga.
 Tales advertencias ópticas se efectuarán con antelación suficiente a la iniciación de la maniobra, y, si son luminosas, permanecerán en funcionamiento hasta que termine aquella.
 La marcha hacia atrás será advertida con la correspondiente luz de marcha atrás, si el vehículo
dispone de la misma, o, en caso contrario, extendiéndose el brazo horizontalmente con la palma de la mano hacia atrás.
3.3. Selección del lugar
En el recorrido hacia atrás, como maniobra complementaria de la parada, el estacionamiento o la
incorporación a la circulación, no se podrá invadir un cruce de vías.
Se prohíbe la maniobra de marcha atrás en autovías y autopistas.
3.4. Ejecución de la maniobra
Se prohíbe circular hacia atrás, salvo en los casos en que no sea posible marchar hacia adelante, ni cambiar de dirección o sentido de marcha, y en las maniobras complementarias de otra que la exija, y
siempre con el recorrido mínimo indispensable para efectuarla.
El recorrido hacia atrás, como maniobra complementaria de la parada, el estacionamiento o la
incorporación a la circulación, no podrá ser superior a 15 metros.

La maniobra de marcha hacia atrás deberá efectuarse:
- Lentamente y con la máxima precaución.
- Sin peligro para los demás usuarios de la vía, deteniendo el vehículo con toda rapidez tan pronto se oigan avisos indicadores o se perciba la proximidad de otro vehículo, persona o animal o tan pronto lo exija la seguridad, desistiendo de la maniobra si fuere preciso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario